Niños, victimas de abuso sexual?

Niños, victimas de abuso sexual?

 

El abuso sexual de niños es una triste realidad.  A veces es difícil detectar si un niño ha sido o no abusado sexualmente. 

Que constituye abuso sexual?  Este tipo de abuso no solo comprende el acto sexual entre un adulto y un niño, sino que también comprende otros actos como tocar, acariciar o besar a un niño de manera inapropiada, mostrarle al niño material pornográfico, hacer que el niño observe el acto sexual entre adultos, mostrarle a un niño los genitales de un adulto, o hacer que el niño le muestre sus genitales al adulto, tomar fotografías explicitas del niño, hablarle a un niño de manera sexual o seductiva. 

Las personas que abusan sexualmente a los niños no pueden ser diferenciadas de los que no abusan, por ninguna característica especifica, como clase social, educación, nivel cultural, raza, religión o capacidad intelectual.  Se encuentran en todas las clases socio-económicas.

Cuales son los indicadores de abuso sexual?  Hay tres tipos de indicadores; los comportamentales los emocionales, y los físicos.  Indicadores comportamentales incluyen: comportamiento sexualizado del niño, hacia otros niños, o hacia adultos, juego sexual con muñecos, como hacer que los muñecos hagan el acto sexual, o pretender hacer el acto sexual con muñecos o animales de plush, berrinches infantiles, comportamientos regresivos como chuparse el dedo, mojar la cama, o tener accidentes en los pantalones, bajar las calificaciones escolares, herirse a si mismo, desarrollar desordenes alimenticios, padecer de terrores nocturnos o pesadillas.  Indicadores emocionales incluyen: depresión, ansiedad, miedos, ira, agresión, perfeccionismo, baja autoestima, sentimientos de culpabilidad, perdida de confianza en la gente, dificultades en concentrarse.  Indicadores físicos incluyen: infecciones urinarias y genitales, enfermedades de transmisión sexual, embarazo.

Cuales son los efectos a largo plazo del abuso sexual?  Muchas veces, los niños que han sido abusados sexualmente, no divulgan esta información, por distintas razones.  La persona que los abuso pudo haberlos amenazado, y el niño tiene miedo que este lleve a cabo su amenaza.  Otra razón de no divulgar es porque el niño tiene vergüenza de decir lo que paso; aunque no lo sea, el se siente culpable y confuso con lo que ocurrió.  Cuando el niño no reporta el abuso sexual, el no recibe la ayuda necesaria, y esto puede llevar a problemas emocionales futuros.  Los efectos a largo plazo más comunes son: baja autoestima, depresión crónica, ataques de ansiedad, desordenes de la alimentación, problemas de confianza en la gente, problemas sexuales, abuso de alcohol o drogas.

Cómo prevenir el abuso sexual de los niños?  Desde una temprana edad, los padres deben hablarles a sus hijos de la diferencia entre los comportamientos apropiados e inapropiados de los adultos hacia ellos, de la diferencia entre partes del cuerpo humano que son publicas (que las mostramos a todos, como las manos, cara, brazos), y partes que son privadas, (los genitales) que no mostramos en publico.  También como padres, debemos enseñarles a nuestros hijos a ser asertivos, a decir que “NO”, a lo que ellos saben que esta mal o es inapropiado.  Es importante también que el niño sepa que debe contarle inmediatamente a un adulto, si ha sido tocado por alguien, de manera inapropiada.  La única manera de detener el abuso sexual, es reportándolo.

Que hacer, si un niño ha sido abusado sexualmente?  Primero que nada, repórtelo a las autoridades.  El abuso sexual de niños es un crimen.  Segundo, busque ayuda para el niño.  La ayuda puede consistir en terapia individual o grupal.  La terapia de juego es tal vez la mas apropiada para niños que han sufrido este tipo de abuso.  El tratamiento psicológico ayuda a reducir los sentimientos de culpa, la depresión, la ansiedad, y también ayuda a aumentar la autoestima.  A través de la terapia de juego, el niño vuelve a adquirir el poder, control y dignidad que perdió durante el acto del abuso sexual.  Por otra parte, la relación con el terapeuta le ayuda a ganar la confianza que perdió cuando fue abusado.

Si su hijo, o algún niño que conoce muestra los síntomas descriptos anteriormente, busque ayuda.