Las imágenes mentales

Las imágenes mentales
Viernes, 6 de julio de 2007

A nadie le gusta ir al dentista y tener que arreglarse una carie, sacarse una muela, o tener una intervención quirúrgica de algún tipo. A nadie le gusta tampoco tener que someterse a una anestesia local, o general, o tener que hacerse una resonancia magnética, especialmente si la persona sufre de fobias.

Las imágenes mentales pueden ayudarnos a sobrellevar estos procedimientos médicos, sin que se vuelvan traumáticos.

La imagen mental es una imagen, una foto, que puede ser la réplica de una imagen real (me imagino en mi mente mi jardín, tal como es, con flores de todos colores, árboles frutales, etc.), o una foto totalmente creada por nuestra imaginación (la persona se ve tomando sol en una isla que nunca conoció).

La imagen mental puede ser tan poderosa como nosotros la creemos. Si nos la imaginamos con todos los detalles posibles, colores, texturas, olores, la imagen creada en nuestra imaginación se hace mas clara, más intensa y más real. Es posible que la persona que se la imagina, se sienta totalmente inmersa en esa imagen. Lo importante de esto, es que en un momento de estrés (por ejemplo estar sentado en la silla del dentista), esta imagen puede ayudarnos a relajarnos y a tranquilizarnos. Cuanto más tranquila y pacífica la imagen, más nos ayuda a relajarnos.

La imagen mental, además de sus detalles puede incluirnos. O sea que ayuda también si nos vemos en la imagen a nosotros mismos, gozando de paz y tranquilidad. A pesar de estar físicamente en la oficina del dentista, en nuestra imaginación, estamos en una preciosa isla desierta, donde el sol brilla, la arena es suave y el agua tiene un hermoso color azul.

Las imagines mentales pueden variar, de acuerdo a la persona, y lo ésta encuentra placentero o relajante. La persona puede imaginar que está en la playa, en una montaña, en una isla, pero también puede imaginarse estando en la casa de un amigo, conversando, o hasta puede imaginarse flotando en una nube.

El rol de las imagines mentales en una situación estresante, es distraer al individuo de la situación estresante, y ponerlo de forma temporera en otra situación, que creará en él una relajación de su cuerpo, en vez de una tensión.

Al trabajar con esta imagen, nos distanciamos de la realidad, y así el tiempo pasa mas rápido y no estamos completamente tensos, apretando los puños, contando los minutos que faltan para salir de esa oficina médica.

Si la persona no está acostumbrada a trabajar con imágenes mentales, es conveniente que las empiece a desarrollar unos días o unas semanas antes del procedimiento médico, así cuando llegue el momento el individuo ya tiene cierta experiencia con la imagen, y ésta le viene a la mente más rápidamente.

Empiece hoy mismo a crear sus imágenes mentales, pues nunca sabemos cuando las necesitaremos. Nunca está de más, tener una buena provisión de ellas.